1

Tema: Sevilla 2 - Real Madrid 1 | Jornada 30 El Madrid se estrella

El Real Madrid ha tirado otro pedazo de Liga con su segunda derrota consecutiva en su visita al Sánchez Pizjuán (2-1). El Sevilla hizo valer dos contras y su muro defensivo para sumar tres puntos importantísimos en su lucha por llegar a los puestos de Champions. [Datos del Sevilla 2 - Real Madrid 1]

Cristiano Ronaldo se encargó de adelantar de falta al Madrid en la primera mitad. Los hispalenses se encomendaron a la calidad de Rakitic y la efectividad de Bacca, que logró un doblete, para remontar el partido y sumar seis partidos seguidos ganando.

La victoria del Barça y del Atlético ha dejado al Real Madrid -70- a dos puntos de los culés y tres de los 'colchoneros'. Estos últimos se sitúan líderes en solitario de la Liga más apretada de los últimos años. Los blancos han encarrilado la peor racha desde que comenzó el 2014.

Ancelotti afrontaba otra prueba de fuego en su viaje a Sevilla, tras la derrota en el Bernabéu ante el eterno rival. El italiano no pudo contar con dos hombres importantes, Ramos y Di María, ambos sancionados. Varane se encargó de ocupar el puesto del sevillano e Illarramendi pasó a llenar el vacío en el centro del campo dejado por el argentino.

El Sevilla recibía a los 'merengues' con la confianza que da haber sumado cinco victorias en los últimos cinco partidos. Los anímos en el Sánchez Pizjuán eran buenos y el equipo respondió a los aficionados con una juagda de mucho peligro antes de que se hubiese cumplido el primer minuto de encuentro.

La jugada fue de pizarra. Rakitic centró una falta sacada desde los tres cuartos de campo a la izquierda, donce Iborra se la puso de primeras a Fazio. El central no llegó al remate gracias a la puntera que metió Illarramendi.

El Madrid puso la réplica en la siguiente acción con una cabalgada de Bale, que terminó con un gran disparo desde fuera del área. La bola se fue por encima de la meta defendida por Beto por muy poquito, el meta hispalense quedó avisado.

Cristiano adelanta al Madrid
Con Illarramendia junto Xabi Alonso, Modric quedó más libre para subir el juego del Madrid y lo notó el equipo. El croata fue el encargado de abrir los espacios entre las líneas defensivas del Sevilla; de sus pies salió un pase en profundidad entre los centrales hacia Benzema, que erró en su disparo en un mano a mano ante Beto en el minuto 6.

El delantero francés dispuso a renglón casi seguido de una doble ocasión. Primero, el ariete no supo culminar un gran pase de Carvajal, que desdobló a Cristiano para habilitar el pase. La segunda llegó al momento, cuando Benzema remató de cabeza un buen centro de Bale, que se fue al lado del palo.

El que no suele fallar es Cristiano, autor del primer gol del partido en el minuto 13. El luso anotó su cuarto tanto de falta en liga y su número 27, que le confirma como 'pichichi' en solitario de la competición. Su potente disparo dio en la mano de Bacca, en la barrera, y desvió la bola a la meta de Beto, que solo pudo mirar como su equipo se ponía por detrás en el marcador.

El delantero colombiano se ganó el perdón de los suyos a los cinco minutos, haciendo lo que mejor sabe, marcando goles. Bacca culminó una contra del Sevilla para poner las tablas en el 18. La acción surgió de una pérdida de Xabi Alonso que dejó al Madrid completamente descolocado.

Los hispalenses se encontraron con un gol que no esperaban y poco más hicieron hasta que el colegiado pitó el descanso. Iborra vio la primera tarjeta del partido en el minuto 20, por una falta sobre CR7; la amonestacion fue más por la reiteración que por la violencia.

Antes de cumplirse la media hora de juego, el Sevilla tuvo su ocasión más claras tras el gol. Una combinación perfecta entre Bacca y Reyes acabó con un disparo de este último que se fue lamiendo el palo derecho de Diego López.

También vio la amarilla Bale en un salto con Fazio. El galés miraba sorprendido por la decisión arbitral, demasiada dureza para lo que ocurrió. Antes del final de la primera mitad, Cristiano elevó el balón ante la salida de Beto y la ocasión acabó estrellándose en el palo y paseándose por delante de la línea de gol.

El Madrid se queda sin margen
El Real Madrid salió del vestuario con la intención de lograr el segundo tanto siendo pacientes y esperando transformar alguna de las ocasiones que sabían iban a tener. Mientras, el Sevilla salió a entregar descaradamente la posesión al rival, sin saber que hacer con él cuando tenían que jugarlo.

Emery optó por la opción de plantar el muro delante de la meta de Beto y confiar en la calidad de Rakitic para montar una contra e intentar sumar los tres puntos, aunque el empate tampoco lo veía con malos ojos viendo su plenteamiento.

El paso de los minutos no ponía nervioso a Ancelotti, que esperaba en el banquillo que surgiese la ocasión que no llegaba. En el 56, Modric encontró un hueco entre la defensa y coló la bola a la izquierda, donde apareció Marcelo para colocar de primeras hacia Cristiano, que no llegó al remate franco gracias a Fazio.

El atasco madridista empezaba a ser preocupante y la falta de ideas empezaba a ser patente. Los blancos no improvisaban nada que fuese capaz de sorprender a una zaga muy bien armada y muy cómoda sin tener que preocuparse de qué hacer con el balón.

La mejor baza del técnico italiano pasaba por los intentos de abrir la puerta sevillista de Modric, que encontró en Marcelo a su mejor socio. Bale y Cristiano se fueron pagando con el paso de los minutos.

El galés se fue del campo para cambiarse las botas, circunstancia curiosa, porque el gol del Sevilla llegó por su banda cuando él estaba fuera del terreno de juego.

Rakitic condujo una contra por la izquierda que acabó con un pase entre los centrales a Bacca. El colombiano no dudó y logró el 2-1, a pesar de que Diego López rozó el esférico.

El Real Madrid se encontró con el marcador cuesta arriba y con pocas opciones de reacción ante un escenario que no se esperaban. Ancelotti introdujo a Isco, a falta de 15 para el final, con la esperanza de poner algo de magia al juego de su equipo. La fórmula no resultó. Su última carta fue dar entrada a Morata para rematar balones colgados, pero solo disputó cinco minutos.

El conjunto blanco se marchó del Sanchez Pizjuán con la sensación de haber dejado parte de sus opciones en la lucha por lograr la liga ante Barcelona y Atlético.

Share