1

Tema: Stoner: “Fue frustrante ceder el podio a Dovizioso”

Casey Stoner no sabe lo que es tomarse las cosas con calma, por algo es dos veces campeón del mundo de MotoGP. Había salido del hospital a medianoche y a la mañana siguiente, con el tobillo hecho trizas -múltiples fracturas pequeñas en torno al tobillo, otra de 10 milímetros en el astrágalo, y desgarro en los ligamentos-, se montó en su Honda de buena mañana para recuperar sensaciones y comprobar si era capaz de resistir una carrera. Tozudo como es, y puesto que tenía el visto bueno de los doctores, decidió correr. Y como había decidido participar lo hizo con todas las de la ley.

No renunció al podio hasta que le resultó físicamente imposible.

Sus tiempos fueron buenos desde el inicio, pese a una mala salida, y en ocasiones no estuvo lejos de los cronos de Lorenzo, segundo, pues su compañero Pedrosa ayer era inalcanzable. Además, no aguardó el australiano tras una rueda que le llevara cómodo a la meta. La cautela no es su mejor virtud. Así son los campeones. Cuando se vio en posiciones retrasadas no dudó en vérselas en la pista con Bautista, Bradl o, incluso, Dovizioso, gran frenador. Le alcanzó en el noveno giro. Y una vuelta más tarde ya le había adelantado. Aguantó en el tercer puesto, resistiendo el empuje del italiano un total de 12 vueltas. Hasta que ya no pudo más.

Nunca hasta el sábado, cuando fue trasladado en camilla hasta el centro médico, había sido incapaz de levantarse y salir por su propio pie de la pista tras una caída
“Al final de la carrera era casi imposible mantener el ritmo. El efecto de los calmantes que me había tomado para superar el dolor fue pasándose y empecé a compensar las molestias de la lesión con el resto de partes de mi cuerpo. Simplemente, me quedé sin energías. Fue frustrante cederle el podio a Andrea [Dovizioso], pero hice todo lo que pude. Al menos fui capaz de pilotar y coger algunos puntos”, señaló el australiano, que se confesó decepcionado con el fin de semana. Nunca había tenido una lesión fuerte. Nunca hasta el sábado, cuando fue trasladado en camilla hasta el centro médico, había sido incapaz de levantarse y salir por su propio pie de la pista tras una caída.

Pese al dolor no quiso dar su brazo a torcer. El título todavía está en juego. Es el tercer clasificado, a 39 puntos de Lorenzo. A 18 puntos, acortando distancias, Dani Pedrosa, “extremadamente contento” tras la victoria. Una carrera, la suya, magistral, lejos esta vez de las zarpas de Lorenzo. “Tendré que seguir esforzándome mucho hasta el final. No sé si es mi mejor temporada, pero sí sé que estoy haciéndolo tan bien como puedo y que, aun así, en las últimas cuatro carreras (en las que ha sumado sus dos victorias) solo he sumado un punto más que Jorge”, concedió. Lorenzo, por su parte, es consciente de cómo le aprietan sus rivales, a pesar de su brillante campaña, con cinco victorias y cinco segundos puestos. Un único cero, en Holanda, cuando Bautista se lo llevó por delante, empaña su casillero. “Solo sé que sin la caída de Assen ahora podría estar liderando el Mundial con más de 30 puntos de diferencia”, se lamentaba. “Supongo que es el Mundial más abierto de los últimos años, Casey y Dani están muy fuertes, pero nosotros estamos mejor que el curso pasado”, añadió.

Share